22.4.09

1484.- Tecnomatematicas

Antes, para demostrar por ejemplo el Teorema de Cauchy, en vez de decir "recorrida en el sentido contrario al de las agujas del reloj", se decía "recorrida en el sentido de la sombra del gnomon".

(btw... será por eso!?)

6 comentarios:

26 dijo...

Eso será en Venus.
En este planeta la sombra del gnomon es dextrógira ¿no?

26 dijo...

....o en el hemisferio sur, occccvio

JuanPablo dijo...

ya me estoy mareando... depende de si uno está o no entre los trópicos, y en ese caso, de la estación ¿no?

el sofista dijo...

Para latitudes medias boreales, el recorrido de la sombra del gnomón y de las agujas del reloj coinciden —esto no sería una casualidad, ya que según leí, pero no me acuerdo dónde, cuando se fabricaron los relojes se siguió el estándar impuesto por el gnomón—. En el hemisferio norte el Sol está hacia el sur, de modo que al alba la sombra del gnomón apunta al oeste, al mediodía al norte y al atardecer al este. En cambio, en el hemisferio sur el Sol está hacia el norte, de modo que el recorrido de la sombra del gnomón será oeste, sur, este, o sea, en sentido anti-horario. ¡Para los porteños, miren la sombra que proyecta el obelisco!

Por supuesto, el largo de la sombra depende la latitud del lugar, cuanto más cerca esté el gnomón del ecuador, más corta será la sombra que proyectará.

En "La revolución copernicana" de T. Kuhn, en el apartado que explica el movimiento aparente del Sol, hay un par de gráficos sobre este tema.

Saludos!

JuanPablo dijo...

En realidad, cambia entre los trópicos, si no me equivoco. Pero como los que inventaron los relojes estaban por arriba, no tuvieron problemas, ¿no?

Digo, parado mirando al norte entre los trópicos, en el invierno (del sur) proyecto sombra hacia atrás que se mueve en sentido anti-horario, pero en verano la proyecto hacia adelante y se mueve en sentido horario

el sofista dijo...

Sí, correcto, respecto del gnomón el comportamiento del Sol es "anómalo" cerca del ecuador, en los trópicos, y en el otro extremo, en los círculos polares. Tanto Grecia como Babilonia y Egipto (la parte más poblada y cercana al Mediterráneo) están en latitudes medias, de modo que el funcionamiento de los relojes solares estaba bajo control.