10.2.07

1245.- Problemas inversos

Dentro de las distintas ramas de las matemáticas, la clase de problemas que me resulta más interesante es la de los problemas inversos. Ok, otro día entro en detalles, pero para que se hagan una idea, les dejo un ejemplo no matemático:

Si uno tiene una palabra y desconoce su significado, uno puede buscarla en un diccionario. En el peor de los casos, aunque la definición no sea del todo útil, puede haber un sinónimo, o un antónimo, y buscándolos uno puede conseguir más información sobre la palabra original. Ese es un problema directo.

Pero si en cambio uno tiene un concepto, no hay forma de encontrar la palabra que lo describe o resume por más diccionario enciclopédico que uno tenga. Acá, en el mejor de los casos, se puede llegar a descubrir el término leyendo gran parte del diccionario, que es como resolver el problema directo (ver qué significa una palabra) pero para cada palabra posible. Y cada vez que uno encuentra una palabra que se acerca más o menos al término buscado, debe elegir entre seguir buscando si hay una mejor o darse por satisfecho con esa (estas soluciones aproximadas también resultan útiles como puntos de partida utilizando sus sinónimos o antónimos, aceleran el proceso de búsqueda; en matemáticas también ocurre).

Si no me dedico de lleno a eso en matemáticas es porque hace unos años, cuando debía definir qué clase de temas investigar, no había disponible por acá expertos en ese tema, con lo cual todo lo que estudiara lo hubiera tenido que hacer por mi cuenta, casi sin tener a quién consultar. Me hubiera tenido que transformar en una de esas personas que estudian las cosas por sí mismos, que aprenden solos. Justamente no tengo idea de cómo se las llama a estas personas, porque en materia de escritura, lenguaje, o literatura, soy completamente autodidacta.

5 comentarios:

Germán dijo...

Pues búscalo en el diccionario. Comenzando desde la A no creo que tardes mucho en encontrar una palabra que cuadre con tu definición. (apuesto que la encontrarás más rápido que si buscaras un animal a rallas blancas y negras)

JuanPablo dijo...

claro, es lo que propongo en el tercer párrafo!

mirá, empezando de atrás para adelante, en la O encontré al okapi ¿ese te sirve o estás buscando otro?

Germán dijo...

El método de aproximaciones sucesivas no siempre converje a la mejor solución, iniciando desde okapi, terminé en cebra.

Pero empezando desde tigre hallé otra solución:
http://www.artelibre.net/GABRIELHERMIDA/hermida5.jpg

JuanPablo dijo...

jajaja muy bueno!

Naisalva dijo...

Holas
GErman, es justamente ese uno de las grandes dificultades de un problema inverso. Porque pueden existen inúmeras soluciones para una misma entrada de datos. Um problema inverso matemáticamente es siempre um problema mal puesto o mal acondicionado.