28.6.06

1146.- Off-life

En estos días no estuve enfermo, ni estuvo enferma mi esposa, ni le salieron como seis dientes a la vez a mi hija (con los efectos lógicos de fiebres, llantos, toses y demás), tampoco di clases ni falté a ninguna clase, no participé en elecciones de rectores, no estuve escribiendo algún paper ni pensando nada sobre otros nuevos, no estuve revisando lo que se reescribió para responderle a un referee que no tiene ganas de publicar algo pero no tiene argumentos, no estuve leyendo nada -en particular, no disfruté del último número del american scientist-, ni miré partidos del mundial.

Menos mal que no tengo un blog, que si no, no hubiera tenido nada para postear en los últimos diez días!

8 comentarios:

26 dijo...

Sea bienvenido, pase y sientase como en su casa, como si fuera suyo este blog.

Markelo dijo...

Menos mal que no escribiste nada porque yo tampoco leí nada

JuanPablo dijo...

26, yo me meto a escribir. Si después aparece el dueño que arregle con vos.

markelo, menos mal que no comentás, así no te respondo nada

dotuev dijo...

y menos mal que no estoy webbeando por internet escribiendo esto, porque ya casi está por empezar aregentina-alemania

pini dijo...

menos màs que en entre rios nos visitamos cada muerte de obispo...
para mi estás siempre actualizado.

JuanPablo dijo...

dotuev, ¿cómo salió el partido?

pini, es que son distancias muy largas, no da para ir todos los días de un lado a otro ;)

dotuev dijo...

empatamos, Juan... ahora vamos a los penales, pero me parece que el arquero aleman se macheteó

pini dijo...

juan pablo entendiste a pesar de haber escrito "menos más" en lugar de "menos mal" (además de algún problema neurológico prematuro que me impide dar en la tecla, no olvido que estoy en terreno matemático).

sí, dotuev, se macheteó bien, tuvo viveza para leer el machete, le prestó atención y respondió.
no como el nuestro que sacó 0 hasta en el machete, y encima meta abrazo previo con los jugadores sin ningún sentido. (como si semejante pensamiento mágico lo fuera a salvar de la goleada)
dicho con todo respeto, por supuesto, no vaya a ser que me tiren a matar.