12.11.02


237.- JOSE DIRIA:


*

Del programa Fortune-mod, de Red Hat

...

*

Ese hombre no pudo saber si el programa no decía nada o él no llegaba a leerlo.

*

Fue al oculista pensando que no veía bien. El médico le hizo cambiar sus lentes, y tuvo que cambiar el auto por un modelo más chico para poder pagarlas.

*

Y cuando los anteojos nuevos enfrentaron el monitor, éste seguía ilegible.

*

Ese hombre tuvo que cambiar el monitor, para lo cual tuvo que cambiar el auto más chico por una bicicleta.

*

Cuando salió de G., comprobó que la bici no tenía asiento de acompañante, y mucho menos un baúl.

*

Tuvo que dejarla atada a un árbol y cargar el monitor hasta su casa.

*

Cuando volvió por su bicicleta, no la vió, pero decidió no regresar con el oculista, ya que sí veía el candado, sensiblemente menor en el tamaño y sensiblemente mayor en lo inútil.

*

Regresó a su casa masticando la lección del día: había fortalecido sus brazos cargando el monitor, sus piernas caminando de un lado a otro. Su paciencia, su estoicismo, su templanza ante la adversidad, su carácter. Y con las lentes nuevas veía mejor.

*

Igual se sentía medio tonto, y no entendía por qué.

*

Y eso sería todo. Saludos cordiales.