15.5.04

678.- Burlas

El viernes, en una excelente editorial de Alicia Dujovne Ortiz en La Nación, hay una frase que demuele la defensa de la soldado torturadora yanqui que 'sólo obedeció órdenes':

    lo que nadie puede ordenarle a nadie, es la sonrisa.


(Rara vez posteo un fin de semana, pero este post de Pini lo provocó.)