22.5.03


380.- TEORIA DE JUEGOS 7


Rebelde sin causa es la película mas conocida de James Dean, quien murió casi un mes antes de su estreno en un accidente de auto.


La escena mas famosa de la película es la carrera de autos suicida, el juego del 'gallina', donde el primero en frenar es un cobarde. Existen distintas versiones del juego: se corre hasta un precipicio o hasta algún lugar igualmente peligroso, o ambos autos corren de frente y el que dobla para evitar el choque es el gallina, etc. Todas las variantes presentan las mismas opciones, Frenar (F) -y quedar como un gallina-, o Seguir (S) -con el riesgo de morir si no se frena a tiempo, o si ocurre algún contratiempo como en la película. La paradoja viene del resultado del juego: los equilibrios de Nash son F-S (ó S-F). Esto es, si uno frena, al otro le conviene seguir un poco mas para ganar. ¿Dónde está la paradoja, se preguntarán?

El problema es que la teoría predice que uno frena y el otro no, pero no dice cuál de los dos es el que frena. Esto quiere decir que cuando subimos al auto y aceleramos, no tenemos ninguna información de lo que debemos hacer, la teoría 'predice' que uno frenará y será el gallina, y el otro seguirá un poquito y será el ganador, respetado por todos y que volverá locas a las minas. Solos, frente al volante, tenemos que tomar la decisión.

Un segundo resultado 'negativo' del juego es el peso histórico de los competidores y su racionalidad: supongamos que uno sube al auto borracho, sin dormir, con anteojos negros, saca un revólver y juega a la ruleta rusa antes de arrancar... es para poner marcha atrás y alejarse lo más rápido posible del lugar. Por otra parte, si un participante 'ganó' siempre (frenando segundo o sobreviviendo a un par de accidentes, estrolándose contra el otro auto, o saliendo vivo del precipicio), ya sabemos que no arruga, ¿para qué desafiarlo? En otras palabras, el comportamiento mas 'irracional' es el que triunfa.

¿Hay ejemplos en la vida real, sacados estos juegos casi artificiales?

La ruleta rusa es una variante. ¿Qué nos puede llevar a dispararnos en la sien para no quedar como cobardes?

Cruzar luces rojas es otra variante, aunque con diferentes proporciones de riesgo. Un peatón ve venir un auto, pero se baja del cordón: 'Que frene -piensa-'. El automovilista piensa 'va a esperar ahí', y no frena.

Dos autos en una intersección de calles o rutas tienen el mismo dilema, ya que uno de los dos debe ceder el paso.

Si buscan en la vida diaria van a encontrar más ejemplos, incluso en economía.