17.8.07

1303.- A hombros de gigantes

dice el scholar.ar, o Stand on the shoulders of giants la .com.

Es raro, porque uno pensaría que para buscar a los gigantes no hace falta un google, están ahí a la vista, asomando la cabeza en medio de la multitud. De última, se los lista y no ocuparían más de un par de páginas. Al contrario, el scholar se basa en cientos de pigmeos, indexando toneladas y toneladas de textos de los cuales la proporción de los que vale la pena leer tiende a cero a la velocidad con que los spiders agregan nuevos.

Entonces, ¿a hombros de qué gigantes están trepados? No de los usuarios, que si fueran gigantes, como buenos hubs de la red científica, estarían lo suficientemente bien conectados como para hallar lo que buscan por sí solos (además, por ser pocos, no cerraría el modelo de negocio). Tal vez sean las grandes editoriales, que ponen la plata con el gran invento del ad-sense.

No se. ¿Será una falsa palmadita en la espalda para los que buscamos/aparecemos ahí, cosa que nos sintamos 'valorados' al entrar? Quién sabe.

Por lo pronto, no deja de tener su ironía la frase, completamente de acuerdo con su origen, que no tiene nada de la modestia que le atribuyen los cientificistas.