11.9.08

1425.- Los problemas de Venus (II)

Había varios problemas con Venus en el 1600.

Para Aristóteles, Venus estaba más allá del sol.

En la Edad media, se lo corrió y quedó antes del sol.

Pero el modelo de Ptolomeo describía mejor las cosas: a veces estaba más cerca y a veces más lejos que el sol.

* * *


En 1610 tampoco se sabía si Venus generaba su propia luz o no. Que se viera de día era un gran argumento a favor del sí; y se pensaba que -salvo la luna- todos los cuerpos celestes emanaban su propia luz, sacada quién sabe de donde.

Y en diciembre de 1610, Benedetto Castelli le escribe a Galileo: Venus presenta fases.

* * *


Galileo le escribe al toque a Kepler: Haec immatura a me jam frustra legunturoy, para asegurarse la prioridad, y les escribe después a Clavius y Castelli, pero no publica nada hasta 1613.

A partir de ahí, se arma el debate: el anagrama significaba "Cynthiae figuras aemulatur mater amorum". Evidentemente, "La Madre del amor (Venus) emula la forma de Cynthia (Luna)".

En criollo, "Venus presenta fases como la luna"

* * *


Kepler traduciría Macula rufa in\ Jove est gyratur mathem, etc., es decir, "En Júpiter hay una mancha roja que gira matemáticamente", lo cual, asombrosamente, era cierto.

* * *


(continuará, o no...)