3.8.03


475.- DEL VERDADERO


Aprende a dudar, hijo, y acabarás dudando de tu propia duda. De este modo premia Dios al escéptico y confunde al creyente.

Juan de Mairena