22.5.08

1397.- Pseudohistorias de la ciencia

(hace rato le tenía ganas a este tag, alguna vez aclararé por qué; la historia de la ciencia está llena de anécdotas que no se saben si son ciertas, o que aún sabiendo que son falsas merecen ser repetidas)

Para ubicarnos mejor en el ambiente, digamos que en 1941 Julia Robinson era asistente en Berkeley y se casó con otro docente de la misma Universidad. Como no se permitía que miembros de una misma familia enseñaran en el mismo departamento, tuvo que dejar su puesto. Un par de años (35) y laburos después, fue tan importante lo que hizo que fue la primera mujer en entrar a la Academia de Ciencias yanqui (en la sección de matemáticas). Cuando en 1976 el Depto. de prensa llamó a Berkeley para preguntar quién era Julia Robinson, respondieron que era la mujer del Prof. Robinson. El que llamaba contestó: "Bueno, la mujer del Prof. Robinson acaba de ser elegida para la National Academy of Sciences..." Al toque, la contrataron como profesora.

En 1984 fue la primera presidenta de la AMS, todo muy lindo y verificable, pero como Duham dice que dijo: "All this attention has been gratifying but also embarrassing. What I really am is a mathematician. Rather than being remembered as the first woman this or that, I would prefer to be remembered as a mathematician should, simply for the theorems I have proved and the problems I have solved".

* * *


Con Julia Robinson tenemos algo a favor: su hermana, Constance Reid, escribió distintas biografías, incluída la de ella. Más allá de su matemática, y de la singularidad espacio-temporal de ser mujer en ese momento (la cual no nos habla más que de una época) hay otra cosa que se recuerda y que habría que tener en cuenta cuando llenemos esos informes burocráticos inútiles que cada tanto nos reclaman. Y es lo siguiente:

En 1941, cuando deja su cargo, otro matemático -Neyman- logró reubicarla, pero como ya no era un cargo de investigación (aunque hacía eso), la oficina de Personal intervino reclamando que estaba bajo su órbita y tenía que enviar una descripción de su trabajo diario. La respuesta de Julia fue: "Monday-tried to prove theorem, Tuesday-tried to prove theorem, Wednesday-tried to prove theorem, Thursday-tried to prove theorem, Friday-theorem false".

2 comentarios:

pseudópodo dijo...

Magnífica la descripción de su trabajo... y casi me da envidia, aunque el teorema al final fuera falso. Por lo menos no era: rellenar papeles para solicitud de proyecto de investigación / cambiar de formato el CV / enviar programación docente al vicerrector / reunión sobre implantación del nuevo sistema de calidad / solucionar pegas burocráticas que le ponen al doctorando / borrar correo basura / contestar correos no basura / rellenar formulario sobre actualización de equipos informáticos / pedir tres presupuestos para comprar el nuevo equipamiento de laboratorio / regatear con los proveedores / y así ad infinitum.

Por cierto, muy bueno el tag (y con mala uva, sospecho)

JuanPablo dijo...

¿no trabajaremos en el mismo lugar? Si, ya sé que hay 12 hs de vuelo de diferencia, otro hemisferio, varios husos horarios de por medio... pero el trabajo es idéntico!

lo del tag, no hay mala uva, de hecho siempre me demoré en usarlo para que no se malinterpretara.