21.12.05

1054.- Problema grave (III)

Peor todavía, los gigantes se niegan a subirme en hombros.

2 comentarios:

leonbloy dijo...

Sí, siempre pensé que la famosa frase
(al menos en el contexto que suele citarse) daba por sentado con demasiada facilidad que ya estamos subimos a los hombros de los gigantes pasados. Como si el solo hecho de haber nacido después nos situara automáticamente sobre esos hombros, como si no hubiera que tomarse el trabajo de escalar.

Cierto es que hoy ni siquiera se cita demasiado la frase: hoy pocos creen que los hombres del pasado fueran más grandes que los actuales. Se prefiere creer que los grandes avances de la ciencia ya nos hacen nacer gigantes, nomás.

JuanPablo dijo...

yo cada vez estoy más convencido de que la cosa es más grave: Newton fue una excepción, y de esa excepción se pretendió armar una regla.