3.2.03


294.- DERROTA MORAL


Ayer, Junior jugó unas 20 movidas en una posición de tablas... sin darse cuenta. La fuerza de cálculo bruta no significa que la máquina sepa ajedrez, y la posición obtenida por Kasparov en la movida 48 bien puede agregarse a la lista que mostraba Michel.

Aquí (aunque no se por cuánto tiempo) pueden ver los comentarios del equipo de Deep Junior, que notaron que el partido no se puede ganar, pero que la máquina iba a seguir hasta que
el operador propusiera tablas. Interesante, también, que esperaran todavía alguna sorpresa, confiando en las debilidades humanas.

Kasparov jugaba, miraba fijo al operador y se iba. Caminaba, bufaba y volvía a hacer su movida. En cierto momento, se dió vuelta impaciente para mirar el reloj, y recién ahí el operador de Junior propuso las tablas.

Parece la anécdota que cuenta M. Notkin de un jugador de ajedrez: Imagine a chess player sitting at the chessboard in a cafe, calculating long variations. All of a sudden a waiter comes up taps him on the shoulder and says: "It is a draw. We are about to close. You are the only customer left in the cafe.
Go home"
.