28.2.03


321.- TEORÍA DE JUEGOS 2


[le debía este post a JotaBe, pero el InterBlogs me mantuvo ocupado]

En la década del diez, Stanislaw Ulam publicó en una revista de estudiantes de matemática una estrategia para carreras de veleros: en una regata, a mar abierto, las corrientes marinas y los vientos hacen que la línea recta no sea siempre el mejor camino hacia la meta. Una vez empezada la carrera, si uno de los barcos obtiene una pequeña ventaja, tiene una estrategia ganadora: debe orientar su velas como el que va detrás. Y cada vez que el retrasado intente cambiar el curso, el primero debe imitarlo (excepto que intente retrocer...) Así, no hay forma de que el otro aproveche una corriente de aire ventajosa que lo haga llegar a la meta por otro camino.

La estrategia es simple, fácil de entender, pero nada obvia hasta que uno la escucha por primera vez. En la década del 20, E. Borel la escuchó y quedó fascinado (aclaremos que era matemático, autor del 3er resultado en teoría de juegos antes de von Neumann, conocido sobre todo por sus trabajos en teoría de la medida -los conjuntos borelianos que son la base de todo se deben a él-). Borel también era ministro de Marina, que abarcaba la flota civil y la militar, ya que se había destacado en la marina de guerra francesa durante la primer guerra. En la década del 50, su trabajo fue publicado por la la Marina yanqui.

Lo interesante es que esta estrategia no sirve si hay tres barcos. Supongamos que el segundo apunta a babor y el tercero a estribor: ¿a dónde debe apuntar el que va primero?

(Ulam es mas conocido por inventar el método de Monte Carlo y los autómatas celulares -ambos junto con von Neumann-. Y comparte con Teller la creación de la bomba H...)