11.2.03


303.- FISICA APLICADA


Este post de Javi me recordó tres experiencias relacionadas con los ruidos molestos, y aprovecho el momento para plantear también dos problema que -hasta ahora- no les veo solución.

1ra. En plena moda de la 'marcha', todos hemos sufrido al vecino que puso a todo volumen el compact que lo único que hacía era pfumm - pfumm - pfumm... (a veces, 5 o 6 pisos más arriba, o en el edificio de enfrente, o del costado). Un físico danés me resolvió el problema: 'Prendé el ventilador, monótona y repetitiva, la frecuencia mas alta cubre la otra!'. Funcionó, y recordé que ya lo sabía:

2da. Un astrónomo, para cubrir el ruido de chicos que no lo dejaban dormir la siesta, recurría al mismo truco. Con el agravante de poner el turbo en el ropero / placard (!) durante el invierno.

3ra. Algunos fines de semana una vecina ponía música a un volumen demasiado alto a eso de las 23 o 24 hs. Por suerte duraba poco... nunca mas de una hora. El misterio (fuera de estas excepciones, no molestaba para nada, ni ponía música fuerte durante el día, ni el televisor, nada) duró hasta la noche que puso un compact marchoso... que permitió identificar la actividad que realizaba a partir de sus nítidos gemidos.

Problemas:

(inmediato) ¿Qué hacer con el wau-wau-wáa... seguido por un poquito de batería de la cumbia? Sin contar que en estos casos la voz de los cantantes -al no modular mucho- se confunde con la voz normal de las conversaciones, televisión, etc.

(a futuro) La tecnología nos enchufa acondicionadores de aire y ventiladores cada vez más silenciosos.