24.11.06

1216.- Divulgacion cientifica (I)

Ya se que el tema era Sagan, pero voy a empezar por algo actual, esta parte de una entrevista de Arcadi Espasa a Mario Bunge:

-Bueno, ahora que habla de comerse a los curas, ¿qué le parece la cruzada de Dawkins y Dennet contra Dios?

-Bueno, me parece muy bien. Empezó en el siglo XVIII. Lo malo es que ninguno de esos dos propone ciencia auténtica. Toda la genética que usa Dawkins la inventó él. No existe, nada más que en su imaginación.

Mientras lo apuñalaba, iba subrayando que Dawkins era un gran escritor. Cada vez más adentro. Luego añadió.

-Dawkins y Dennet son los dos únicos filósofos millonarios.


¿Quién es Bunge? Mirando en barrapunto, parece que después de estas declaraciones muchos se olvidaron. Pronto lo van a acusar de no ser ateo, de promover la pseudociencia, de envidioso esto ya está, de irracional esto ya está; es divertido aprender que ser 'de izquierda' o ser 'humanista' implica su irracionalidad; analizar esto podría ser pasto para un post más sobre la irracionalidad, etc.

¿Qué tiene que ver Sagan con esto? Sagan inició esta forma de divulgación científica panfletaria, presentando sus opiniones como científicas. Y encima vendiéndolas, que cada uno tiene derecho a opinar, desde ya, pero no a pretender que uno deba pagar para enterarse.

Va para largo este tema, así que voy a postear otras cosas entre medio. A la entrevista llegué gracias a pseudopodo

10 comentarios:

Anónimo dijo...

"Y encima vendiéndolas, que cada uno tiene derecho a opinar, desde ya, pero no a pretender que uno deba pagar para enterarse."

Bueno, de última nadie está obligado a comprar sus libros. Por otra parte ¿quién puede arrojar la primera piedra de la objetividad absoluta?

JuanPablo dijo...

empiezo por la 'última': efectivamente, nadie está obligado a comprar sus libros! y mucho menos, a que si los compra y los lee, le gusten!

sobre la otra parte, Sagan debería ser el que pueda arrojar esa piedra, por todo lo que propone. Yo lo dije de una manera más provocativa: vende pseudociencia disfrazada de ciencia.

El tema es que los argumentos en contra de aceptar que se vendan cosas que no son objetivas disfrazadas de científicas o verdades absolutas son los que se aplican a la astrología, ¿tal vez deberíamos aceptarla para no tener dobles estándares...?

Martín dijo...

Una cosa es "objetividad absoluta" (que es imposible, por definición) y otra es vender como ciencia lo que no lo es.

m. dijo...

Me parece que por ahí el problema es que el eje que tomás es siempre la definición y no la acción. En el campo de la definición nadie puede siquiera esbozar cuál sería la diferencia entre una banqueta y una mesa. En el terreno de la acción creo que nadie dudaría en no comer sobre la banqueta teniendo una mesa.
Los terrenos grises son los más apasionantes, yo no me negaría ninguno de antemano. Si la astrología pudiese predecir algo, ya tendría mi carta natal hecha :)
Imaginate que sin Sagan me perdía a los cangrejos Heike y con la astrología soy mono en el horóscopo chino.

JuanPablo dijo...

pero acá el punto al que me refiero es otro: qué pasa si te venden / tratan de vender una banqueta diciéndote que es una mesa?

Peste dijo...

A ver, aca salen varios puntos interesantes, que incluso nos pueden ser aplicables a los que, en cualquier circunstancia, hablamos de temas cientificos:

Exactamente como se advierte al publico de uno de que la divulgacion es, como mucho, una simplificacion de conceptos que tienen mucha mas profundidad?

Cuanto puede uno abusar de cuantificadores como algunos [cientificos] piensan y en mi opinion, hasta que pierdan valor por saturacion del receptor?

Y que tan grande es la responsabilidad de incluir un apendice sobre errores y falacias --empezando por la apelacion a la autoridad--, y una bibliografia?

dotuev dijo...

A mi una de las (2) cosas que me molestaron de Sagan es que pinta a la ciencia casi siempre demasiado limpia; le falta realismo y algo de mugre a esa una versión con frecuencia muy descafeínada y filtrada para convertirla en ATP.

Por otro lado, no me molesta el lirismo excesivo ni los arrebatos de pasión (como lo que mencionas que mencionas en el próx post sobre la insignificancia de la humanidad, al menos en términos de espacio y tiempo, desde una perspectiva cósmica).

La otra cosa que me fastidiaba del bueno de Sagan es la obsesiva busqueda de marcianos radioaficionados, que siempre me pareció una cosa de nabos, como dirían en todo x 2$.

JuanPablo dijo...

buenos puntos, peste.

La simplificación sola arrastra otros puntos: ignorar lo anterior (como en la construcción de la leyenda de Galileo), ergiversarlo (como en el caso de Ptolomeo), etc.

JuanPablo dijo...

t -ergiversarlo

JuanPablo dijo...

dotuev, no me molesta el lirismo, siempre y cuando no se abuse de metáforas (en eso el maestro indiscutido es Dawkins, nunca sabés de qué está hablando realmente)

La pureza de la ciencia sí que es una "construcción social" que en gran medida le debemos a Popper y a Sagan; creo que antes no había tanta ingenuidad (¿o falsa ingenuidad?) al respecto.